lunes, 5 de marzo de 2012

Talento, Trabajo y Fluir en la Tarea

Era el mes de Junio y estaba viajando desde El Salvador hasta Panamá. Me encontraba haciendo balance de las actividades desarrolladas en el cuarto Congreso Latinoamericano de Recursos Humanos, cuyo nombre para ese año era en Búsqueda del Talento. Entrelazada con esos pensamientos apareció ante mí un atardecer casi único en el canal de Panamá y una fila interminable de buques esperando paso por el mítico estrecho. Comencé a sacar fotos y así retomé mis reflexiones sobre talento, trabajo y pasión.

Creo que talento es el don, las motivaciones, las habilidades, el potencial y las herramientas que nos permiten sentirnos efectivos. Talento es fuego interior. Es también un lugar de placer, de paz y una pasión. Es respetarse y respetar valores, principios que nos mueven a la acción y nos motivan. Es fluir mientras se hace o no se hace, mientras se está allí, presente con todos los sentidos. Es nuestro potencial.

Sé que Fluir es una sensación de no esfuerzo, donde el cansancio no existe, el trabajo no es tal y la obligación es desconocida. La pasión se enciende y el tiempo vuela sin relojes ni espacios. Alcanzar la experiencia cumbre solo es un corolario, ya que el camino es lo trascendente. (M. Csikszentmihalyi,1990). Si es el mejor escalando, sacando fotos o haciendo cálculo financiero, no es lo importante. Importa lo que siente cada uno cuando es lo que es y escala su propia montaña. Es allí que surge esa llama interior que se enciende justo en el centro en lo profundo de cada uno! Es el yo ideal a la par del yo real (Horney1950), la luz y la sombra (Jung,1930), es todo lo que sabe y lo que no.

Talento también es la experiencia cumbre que puede ser diminuta o infinita. Es la justa tensión entre Talento, Desafío, Pasión y Posibilidades. Es la suma de todos los esfuerzos. Prácticas y ensayos, no descansar y no sufrir. Es toda su experiencia y la experiencia de otros que le enseñaron y cultivaron en su aprender. Es muchas veces el resultado de una vida completa. Cuando Talento y Trabajo se encuentran con la Pasión trabajar se transforma en una Experiencia Cumbre. Las partes interesadas de todas las organizaciones indudablemente pensarán que esta circunstancia laboral es la mejor para los miembros de sus empresas y para los resultados de las mismas. Nuestras organizaciones pueden estar repletas de personas apasionadas por su tarea. Ayudemos a que cada uno conozca su pasión y la lleve a la acción.

2 comentarios:

  1. Cristina:

    Me gustó tu blog y me hizo mucho sentido aquello de que alcanzar la cumbre es sólo un corolario.
    Alguna vez viví aquello y fue luego de varias semanas trabajando "a mil" en un proyecto comercial (ciertamente en Flow porque nos quedábamos hasta la madrugada trabajando) y ocurrió que el día de la decisión final yo estaba tan tranquilo porque en verdad habíamos puesto un 100% en el proyecto, que realmente me sentí por sobre el resultado, es decir quería ganarme el negocio, pero no estaba apegado al resultado. Era como decir: sabes que jugué tan bien y lo entregué todo en la cancha, que si el resultado es adverso ya no es por falta de empeño o talento, sino porque Dios quiso otra cosa.

    Cesar Masihy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. César,
      Muchas gracias por tus comentarios y por compartir tu historia.
      Me recuerda a mis épocas de jugar al tenis. Algunas amigas decían que yo era un poeta jugando porque solo me importaba el proceso y aún perdiendo decía qué buen partido!!
      Dar lo mejor de uno y ponerlo en disposición del universo es bastante bueno para muchos como tu y yo.
      Hay personas que están un poco más apegadas al resultado a parte del camino hacia el resultado.
      La diversidad nos muestra tantas opciones de fluir y son esas opciones lo mejor de estar en equipos y grupos de trabajo.
      Un abrazo,
      Cris

      Eliminar